Muertos para mí

7.5
Muertos para mí Jen, una viuda sin filtro, busca a la persona que atropelló a su marido y lo dejó tirado. Judy, optimista y rara, oculta algo. Amigas instantáneas. Pronóstico reservado.   Muertos para mí Critica La segunda temporada no tiene lógica ni sentido alguno. Pierde la esencia que hizo arrancar la primera temporada. No es nada creíble ni elaborada. La dura trama con la que acaba la primera temporada queda descafeinada, convirtiéndose en un culebrón amoroso. Durante 8 capítulos no sucede nada relevante. En los dos últimos capítulos la trama coge algo más de interés con el objetivo puesto en preparar al público para una tercera temporada. Linda Cardellini no brilla. Su personaje acaba aburriendo hasta a las piedras. Es una pena que no le hayan sacado partido a tan buena materia prima.
# Formato Idioma Fecha Total Descargas Descargar
1 720p BluRay Español Latino 29/07/2020 66 Descargar
2 720p BluRay Español Latino 29/07/2020 26 Descargar
3 720p BluRay Español Latino 29/07/2020 22 Descargar
4 720p BluRay Español Latino 29/07/2020 17 Descargar
5 720p BluRay Español Latino 29/07/2020 14 Descargar
6 720p BluRay Español Latino 29/07/2020 13 Descargar
7 720p BluRay Español Latino 17/08/2020 18 Descargar
8 720p BluRay Español Latino 17/08/2020 13 Descargar
9 720p BluRay Español Latino 29/07/2020 12 Descargar
10 720p BluRay Español Latino 29/07/2020 16 Descargar
# Formato Idioma Fecha Total Descargas Descargar
1 720p BluRay Español Latino 17/08/2020 9 Descargar
2 720p BluRay Español Latino 17/08/2020 10 Descargar
3 720p BluRay Español Latino 17/08/2020 9 Descargar
4 720p BluRay Español Latino 17/08/2020 10 Descargar
5 720p BluRay Español Latino 17/08/2020 9 Descargar
6 720p BluRay Español Latino 17/08/2020 8 Descargar
7 720p BluRay Español Latino 17/08/2020 10 Descargar
8 720p BluRay Español Latino 17/08/2020 12 Descargar
9 720p BluRay Español Latino 17/08/2020 8 Descargar
10 720p BluRay Español Latino 17/08/2020 11 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Yo, Tonya

Drama Sin categoría
7.5

Yo, Tonya Tonya Harding fue la primera mujer estadounidense en completar un salto de triple axel en competición en patinaje sobre hielo en 1991. Pero el éxito en el hielo no siempre estuvo acompañado de felicidad en su vida personal.   Yo, Tonya Critica La historia real de la patinadora más odiada de Estados Unidos está interpretada magistralmente por Margot Robbie, una clara candidata a ganar el Oscar, así como el papel que interpreta Allison Janney de una cruel y desalmada madre. Una película magistralmente dirigida por Craig Gillespie (La hora decisiva, El chico del millon de dólares), con un guión redondo de Steven Rogers y un trabajo de recreación de los años 80 y 90 increíble, con una selección de canciones buenisima que te traslada a la época. Tiene un montaje exquisito que nos recuerda a películas de Scorsese con voz en off , otras como un documental basado en entrevistas con lo que se nos va mostrando la increíble historia de esta particular mujer maltratada primero por su madre y luego por su marido que contribuyeron a que tuviese una personalidad desquiciada, pero con un gran don para patinar. La imagen que querían vender a nivel Olímpico los Estados Unidos del deporte no se correspondía en absoluto con la maleducada Tanya por lo que los jurados le restaban mucha puntuación por su manera de ser. Todo ello colapso con el conflicto que tuvo con la patinadora Nancy Kerrigan en 1994. Robbie se preparó mucho para el papel, pero los momentos de patinaje están resueltos bastante bien con una patinadora real y con ayuda del CGI. Una buenísima película amarga y a veces divertida de esta victima o heroina incomprendida de nuestro tiempo.

Cazando salvajes

Aventura Comedia Drama Sin categoría
7.8

Cazando salvajes Ricky es un rebelde chico de ciudad de doce años al que no encuentran hogar de acogida para él, salvo una granja en medio de la nada con una pareja; ella encantadora, él, arisco y solitario. Cuando comienza a sentirse a gusto, un problema imprevisto dará pie a una caza humana por el campo neozelandés.   Cazando salvajes Critica 196/13(22/10/16) Muy entretenida cinta de aventuras del neozelandés Taika Waititi, cineasta que me ía ganado para su causa con su anterior film “Lo que hacemos en las sombras” (2014), en esta no inventa nada con este relato con ecos a “UP” de Pixar, sobre un viejo cascarrabias que se ve unido a un chico inadaptado, pero todo lo desarrolla con mucho mimo y cariño, pero sin caer en sensiblerías baratas, con unos protagonistas entrañablemente delineados, matizados, una odisea que para el chico será el despertar y para el viejo misántropo será entender que es mejor no estar solo. Waititi (tiene cameo como predicador) hizo la adaptación de la popular novela del también neozelandés Barry Crump "Wild Pork and Watercress" (1986), el realizador hace notorio su origen literario en el modo en que divide el film en episodios, desde el "Capítulo 1 - Un huevo de malo de verdad", hasta el "Epílogo", filtrándola como una fábula con mucho humor, toques dramáticos, aventura, acción, en lo que resulta una encantadora travesía, que cuando acabas te dejará una mueca de sonrisa y disfrute. Gran parte del disfrute es culpa de dos actores en estado de gracia, el chico Julian Dennison y el tremendo y carismático Sam Neill, y entre los dos una chispeante química. Ricky Baker (Julian Dennison), es un chico de 13 años de ciudad, aficionado a la moda “gangsta”, fue abandonado por su madre y ahora es dejado los servicios de bienestar infantil, representados por la marcial Paula (Rachel House) y el manso Andy (Oscar Kightley), con una madre adoptiva Bella (Rima te Wiata) y su marido, el cascarrabias Hec (Sam Neill). Viven en medio de un ambiente rural, en las montañas, rodeados de bosques. Al principio Ricky no se adapta, pero cuando parece estar todo bien ocurre algo inesperado. También tendrá importancia en la historia la hermosa chica maorí Kahu (Tioreore Ngatai-Melbourne) y “Psycho Sam” (Rhys Darby), un paranoico conspiranoide. Un film disfrutable de principio a fin, con un ritmo fluido, con diálogos simpáticos y mordaces, con situaciones que mezclan con equilibrio el humor y la ternura (aunque en algún momento se le va la mano en la caricatura), una trama desenfadada que te habla de temas profundos, de calado sentimental, como la incomprensión e inadaptación social, en este caso de los dos protagonistas (Ricky y Hec), de la marginación que se les hace a los que son diferentes, pero lo hace de forma distendida, sin caer en lo maniqueo o lacrimógeno, aborda la tragedia con naturalidad y mucho sentido positivista, arrojando un halo de esperanza en la raza humana. El guión compone personajes secundarios bien trazados, con personalidad propia, evolucionado con recursos ingeniosos, como el montaje ágil, y transmitiendo un aura deliciosa de melancolía, ello gracias a la gran compenetración que desprenden estos dos conmovedores “fugitivos”, dos personas a la deriva que encuentran su mundo en medio de un supuesto hábitat hostil. Ello estructurado mediante momentos que combinan gags de todo tipo, desde el humor negro, al slapstick, al de equívocos, o al absurdo (sobre todo cuando hace acto de presencia “Psycho Sam”), aderezado con momentos de acción (la espectacular lucha contra el jabalí o la persecución final, con reminiscencias a “Tras el corazón verde y “sobre todo “Thelma & Louise”), con el gran grueso del metraje dedicado a la caza de las fuerzas estatales contra los inadaptados, caza que se convierte en una jocosa farsa, con goteo de personajes bufos fenomenales, como los cazarecompensas, “Psycho Sam”, los swat o el ejército, con el añadido del remanso del despertar a la madurez sexual que supone para Ricky de la hermosa Kuho, en una aparición cuasi-onírica montada a caballo. Una cinta que en su modo de ser realizada tiene ecos al estilo personal del texano Wes Anderson, ello se ve en el cuidado y mimo de las tomas. Sam Neill está fabuloso en su rudo y áspero Hec, ya desde su prodigiosa entrada en escena cargando a sus espaldas a un gran jabalí cazado, exhibiendo un arco de desarrollo sutil y muy bueno, un gruñón que deja entrever un corazón, pero sin caer en lo almibarado, un tipo con un gran carisma que inunda da la pantalla con un estupenda naturalidad. Julian Dennison como el inadaptado Ricky desborda encanto, ternura, con una vis cómica crepitante, con una evolución gradual que te llega, con una mirada limpia que deja entrever su inocencia y falta de cariño, curioso que siendo orondo no se acuda en momento a hacer chistes fáciles sobre su peso, posee una punzante química con Neill, entre los dos surgen momentos muy apreciables. Rima Te Wiata como la madre adoptiva Bella realiza un estimable trabajo, dotando de cariño y empatía a su rol. Rachel House como la asistente social Paula deja un muy fachoso personaje, exagerado, militarista (con su atuendo del ejército), marcial, prepotente, muy divertida, un rol que parece salido de un toon. Oscar Kightley como Andy, el compañero de Paula, es un gran complemento de inocentón manipulado por ella. Rhys Darby encarna a un demente paranoico “Psycho Sam”, lo hace de un modo delirante, un corto en si mismo su tramo, hilarante su alocada interpretación. Tioreore Ngatai-Melbourne como la encarnación del despertar sexual de Ricky resulta una delicia en su encanto nativo.

7500

Drama Sin categoría Suspense
5.8

7500 Tobias es el joven copiloto de un avión que es secuestrado por unos terroristas, quedando él como único negociador con los atacantes desde dentro de la cabina sellada. Cuando los secuestradores matan a un pasajero y amenazan con matar a más gente inocente si Tobias no abre la puerta de la cabina, este hombre normal se enfrentará a la prueba de su vida.   7500 Critica Uy, qué principio. Parece que tiene estilo documental y nos mete de lleno en la cabina del avión, en plan “United 93”. ¡Pues va a ser que no! Esta película trata de ser absolutamente inmersiva, y lo único que es de verdad es cansina y aburrida. No me extraña que títulos como este lleguen sin avisar y sin promoción ninguna ni siquiera en redes sociales de cine. Solo la he visto por la presencia de Joseph Gordon-Levitt, sin duda un reclama puro y duro, contratado para darle más recorrido a esta producción alemana de bajo presupuesto. No saben darle vidilla o emoción a la historia. Por ejemplo, no llegamos a conocer a ningún pasajero, con lo cual no hay ninguna empatía y nos un importa un rábano lo que les pase. Y encima casi todo lo que les pasa a ellos, transcurre fuera de plano. Sus escenas, en un afán de ser realistas, son lentas y muy estiradas en el tiempo, con lo cual se rompe por completo la escasa tensión que logra transmitir. Y esto da la mala sensación de que la cosa no da mucho más de sí y tratan de alargarlo todo como buenamente pueden, lo que no es nada bueno para una película de tan solo 90 minutos contando los créditos. Los actores secundarios no son muy buenos tampoco, y eso no ayuda mucho. La verdad es que hay muchos otros thrillers minimalistas de entorno cerrado que logran un buen resultado, pero en este caso no les ha salido nada bien. Es pesada, aunque intenta ser todo lo contrario.

El protector

Acción Drama Misterio Sin categoría Suspense
5.9

El protector John Kruger, Eraser, es un destacado oficial del Programa Federal de Protección de Testigos. Ahora se enfrenta a un gran reto profesional: suministrar una nueva identidad a Lee Cullen. Esta joven ha descubierto una conspiración en la que están implicados importantes personajes de la política y la industria armamentística, por lo que su supervivencia está en manos de Eraser.   El protector Critica Me he llevado una grata sorpresa con esta "Eraser", trabajo bastante meritorio pese a estar un tanto maltratada en cuanto a nota por los amigos de esta página. No es que sea una maravilla como tampoco la labor interpretativa de la pareja protagonista Arnold Schwarzenegger (dando vida a John Kruger) y Vanessa L. Williams (Lee Cullen) pero si comprendemos que se trata de una película de acción, el entretenimiento está asegurado. En este sentido, la presencia del actor de origen austriaco es una garantía de éxito y ella, aunque sólo fuera por su belleza (de hecho fue "Miss América" 1984), cumple en su papel de damisela en apuros. "Eraser" tiene un ritmo bastante trepidante. Apenas hay pausas y las secuencias de peligro, que se suceden una tras otra, están muy bien conseguidas (la de la casa, la del avión, la del zoo, el final, etc.) siendo tan espectaculares como creíbles. Y lo mejor, la acción no es sólo pirotecnia sino que tiene una lógica aplastante, fruto de un guión inteligente aunque a algunos no se lo parezca. Al respecto, coincido con algunas críticas que la comparan con el mejor cine ochentero, fresco, divertido y desenfadado, aunque, eso si con menos carisma y con sólo unas gotas de humor. Otra cosa distinta es la polémica que puede generar el desenlace. Creo que el mensaje es equivocado y peligroso, aunque quizás se trate de vender como la única posibilidad de poder cambiar de vida los protagonistas, cosa que no me convence (SPOILER).

El último de los mohicanos

Acción Aventura Bélica Drama Historia Romance Sin categoría
7.3

El último de los mohicanos En 1757, a orillas del río Hudson, tropas francesas e inglesas luchan por el dominio de la región. Los ingleses reclutan a los granjeros asentados en esas tierras para formar un ejército capaz de enfrentarse a las tropas franco-indias. Hawkeye -Ojo de halcón- (Daniel Day-Lewis) es un hombre blanco adoptado por los indios mohicanos que vive con su padre (Russell Means) y su hermano Uncas (Eric Schweig). Tras rescatar de una emboscada de los hurones a Cora Munro (Madeleine Stowe) y a su hermana pequeña Alice (Jodhi May), hijas de un oficial británico, los tres deciden acompañarlas al fuerte inglés William Henry, que está siendo asediado por franceses y hurones. Allí les obligan a quedarse con un grupo de británicos que acaban de llegar de las colonias...   El último de los mohicanos Critica El último mohicano pertenece a ese reducido número de películas modernas que mantienen un sabor añejo reconocible en cada una de sus partes. Aventuras que muestran escenarios reales; un vestuario detallista en extremo; aparte, claro está, de una historia entretenida y fiable, logrando de esta manera tan simple una ambientación creíble, sazonada con unos personajes tan fidedignos como entrañables (extras incluídos). Si además le añadimos a la obra una de las mejores bandas sonoras de los noventa, un sonido de Oscar y unos concisos pero explicativos diálogos... pues nos queda un peliculón de quitarse el sombrero. No me negaréis que tiene mucho más mérito realizar esta empresa que otras del tipo Alejandro Magno, Troya o El reino de los cielos, por señalar tres de los ejemplos más hirientes que han abierto el nuevo siglo. Una de sus virtudes es que El último mohicano no es quien aparenta serlo. Otra, el haber contratado a Madeleine Stowe en la cima de su belleza. Destaco la hermosa secuencia final del desfiladero. Enterita. De principio a fin. Sé que es una estupidez, pero no pongo mi mano en el fuego porque Michael Mann no se inspirara para rodarla en la bellísima última escena de El padrino III. Son cosas mías. Recuerdo que en el cine me impresionó el encargado de otorgar matarile al estupendo indio malote, hurón para más señas y enorme en su papel de enemigo público number one. La brecha que tres años antes abriera en el cine Kevin Costner en su presentación humanista de los indios en Bailando con Lobos, la continúa notablemente aquí el amigo Mann: iroqueses, hurones, otawas, mohicanos, tomahawks... tribus olvidadas salvo en los libros de historia, al habernos acostumbrado la cabeza desde críos con cheyennes, apaches, pies negros y por supuesto, nuestros queridos sioux. Un peliculón con reminiscencias pre-Spielberg. PD. No puedo irme sin comentar una maldad que a la vez es una pregunta: ¿Alguno piensa como yo que el cutre Pierce Brosnam en la cutre El buho gris, intenta aproximarse a la impecable actuación de Daniel Day-Lewis en esta película, con pésimo resultado? Pregunto. Un saludo.

Corazón valiente

Acción Bélica Drama Historia Sin categoría
7.9

Corazón valiente ¿Qué clase de hombre desafiaría a un rey? Mel Gibson protagoniza y dirige esta historia épica medieval sobre la independencia de Escocia en el siglo XIII. “Braveheart” está basada en la legendaria historia de Sir William Wallace (Mel Gibson), un montañés escocés que arrastra a su clan a luchar contra la tiranía del rey Eduardo I. Después del brutal asesinato de su joven esposa por los ingleses, Wallace sólo busca venganza. Hambrientos y en inferior número, Wallace lidera a los patriotas escoceses y consigue organizar un ejército de guerreros sedientos de libertad logrando recuperar con ello el espíritu que haría a Escocia libre para siempre.   Corazón valiente Critica La película "Braveheart" nos trae de nuevo a la memoria, lo mejor del cine épico de los dorados años de la industria americana. Se trata de un gran trabajo en todos los sentidos y la historia, está tratada con muy buen gusto y una gran elegancia. Nada falta en esta cinta, pues tiene dosis de humor y de drama, momentos de romanticismo y de crueldad, etapas de acción y de tranquilidad; todo ello, regado con una gran dosis de aventura y heroísmo. Por si fuera poco, los diálogos son de una gran riqueza, los escenarios son preciosos y la banda sonora es memorable. En definitiva, toda una obra de arte la que nos ofrece el gran Mel Gibson, el cual sin duda, está claro que tiene madera de héroe y que le va el papel como anillo al dedo. En un mundo donde el honor empieza a perder la batalla a favor de otros valores menos románticos, no está de más que alguien nos recuerde que siempre fue, un pilar importante para el ser humano y su caminar por este mundo. Así que aprendamos un poco de William Wallace.