Viaje salvaje

5.3
Viaje salvaje Incitada por su novio, Emily convence a su madre para ir a un viaje juntas a Ecuador. Pero una vez allí ambas mujeres son secuestradas, comenzando una aventura salvaje en el que su vínculo como madre e hija se fortalecerá mientras intentan escapar.   Viaje salvaje Critica Una comedia que de entrada resulta poco atrayente y que cumple las bajas expectativas que uno se crea al ver el trailer o leyendo la sinopsis. La película tira de mal gusto y del humor más trillado para intentar hacer reír al espectador, algo que como mucho consigue dos o tres veces, y lo peor de todo, es que durando solo noventa minutos, antes del ecuador ya no saben que contarnos y la historia empieza a dar tumbos, repitiendo gags y añadiendo personajes secundarios sin sentido aparente. Ni siquiera la curiosa mezcla generacional de actrices protagonistas sirve para mantener el interés, y aunque Amy resulta graciosa en su show o en otras producciones, aquí resbala por culpa de un desastroso guión carente de toda inspiración.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 22/05/2020 1.44 GB 147 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Alelí

Comedia Drama Sin categoría

Alelí AL de Alba y Alfredo, E de Ernesto y LI de Lilián. Las iniciales de todos forman el nombre que cuelga al frente de la casa de playa: ALELÍ. De todos menos de Silvana, que nació́ tarde. Después de la muerte del padre de los Mazzotti, la venta de la casa es inminente. A raíz de un inesperado retraso en la ejecución de la venta, la familia se embarca en un fin de semana de ira desenfrenada, voluntades encontradas, nostalgia no resuelta, sillas de playa, flores de Bach y encontronazos con la ley. Un fin de semana en el que todos chocarán entre sí, figurativa y literalmente hablando.   Alelí Critica Una vez más estoy gratamente sorprendida por el cine uruguayo que sabe presentar temas simples de la vida cotidiana y visibilizar su trascendencia. En este caso se trata de una familia común y corriente y, sin embargo, llena de peculiaridades, que la directora supo mostrar a través de las virtudes, defectos y manías de cada integrante. Pero además supo sintetizar cómo el amor generado en la infancia, fruto de la convivencia familiar, no se puede soslayar a pesar de las enormes diferencias que con los años se van desarrollando en toda familia. Esa mirada hace que esta película sencilla y sin pretensiones me haya resultado conmovedora.

El precio de la ganancia

Drama Sin categoría Suspense
5.3

El precio de la ganancia Tres amigos se van de excursión a la naturaleza y se encuentran a un criminal obsesionado con recuperar su dinero. Pero pronto su avaricia se volverá contra ellos. Una versión moderna de ‘El tesoro de Sierra Madre’.   El precio de la ganancia Critica El subgénero de excursionistas en el bosque versus asesinos, violadores, ladrones, secuestradores, en fin, gente perversa para resumir, es muy desigual, si bien hay varias convenciones que se repiten, algunas lo saben manejar mucho mejor que otras. Lo mejor de ésta propuesta, y tal vez lo único, es que Lynn la protagonista femenina, una famme fatale moderna, que no necesita lucir hermosa, ni sexy en cada escena, la cuál reniega en parte de su condición, pero no deja de valerse de ésta, yo diría que es el personaje más perverso, y hace que uno se ponga del lado de Cusack, que vendría a ser el más coherente de los 4, pero eso no salva a la historia de ser lenta, aburrida, irritante de ver, a pesar de algunas escenas que muestran hasta donde es capaz de llegar la gente por plata, cosa que igual se ha visto un montón de veces, más y mejor elaborado que aquí. Podría decirse que el personaje de Cusack es un villano interesante, pero le falta algo para hacerlo no digo memorable, pero si digno, quizás la falta de interés del actor, que lo interpreta incluso muy por debajo de otros villanos que ha hecho, acá se lo ve desganado, soltando sus diálogos por hacerlo, sin que transmita verdadero vigor en lo que hace.

Salvando a Zoë

Drama Misterio Sin categoría
5.9

Salvando a Zoë Ha pasado un año desde que su hermana fuese asesinada, y Echo sigue sin levantar cabeza. Con su madre sumida en una depresión y ante la ausencia de su padre, que prefiere trabajar a soportar el ambiente en casa, la joven muchacha se ve obligada a ser el sostén de una familia que está a punto de quebrar. Un día, a poco de haber comenzado su primer año como universitaria, recibe un regalo inesperado: el novio de Zoe le entrega el diario de su hermana fallecida. Aunque al principio decide no leerlo, pronto cae en la tentación de conocer su vida secreta.

Cazando salvajes

Aventura Comedia Drama Sin categoría
7.8

Cazando salvajes Ricky es un rebelde chico de ciudad de doce años al que no encuentran hogar de acogida para él, salvo una granja en medio de la nada con una pareja; ella encantadora, él, arisco y solitario. Cuando comienza a sentirse a gusto, un problema imprevisto dará pie a una caza humana por el campo neozelandés.   Cazando salvajes Critica 196/13(22/10/16) Muy entretenida cinta de aventuras del neozelandés Taika Waititi, cineasta que me ía ganado para su causa con su anterior film “Lo que hacemos en las sombras” (2014), en esta no inventa nada con este relato con ecos a “UP” de Pixar, sobre un viejo cascarrabias que se ve unido a un chico inadaptado, pero todo lo desarrolla con mucho mimo y cariño, pero sin caer en sensiblerías baratas, con unos protagonistas entrañablemente delineados, matizados, una odisea que para el chico será el despertar y para el viejo misántropo será entender que es mejor no estar solo. Waititi (tiene cameo como predicador) hizo la adaptación de la popular novela del también neozelandés Barry Crump "Wild Pork and Watercress" (1986), el realizador hace notorio su origen literario en el modo en que divide el film en episodios, desde el "Capítulo 1 - Un huevo de malo de verdad", hasta el "Epílogo", filtrándola como una fábula con mucho humor, toques dramáticos, aventura, acción, en lo que resulta una encantadora travesía, que cuando acabas te dejará una mueca de sonrisa y disfrute. Gran parte del disfrute es culpa de dos actores en estado de gracia, el chico Julian Dennison y el tremendo y carismático Sam Neill, y entre los dos una chispeante química. Ricky Baker (Julian Dennison), es un chico de 13 años de ciudad, aficionado a la moda “gangsta”, fue abandonado por su madre y ahora es dejado los servicios de bienestar infantil, representados por la marcial Paula (Rachel House) y el manso Andy (Oscar Kightley), con una madre adoptiva Bella (Rima te Wiata) y su marido, el cascarrabias Hec (Sam Neill). Viven en medio de un ambiente rural, en las montañas, rodeados de bosques. Al principio Ricky no se adapta, pero cuando parece estar todo bien ocurre algo inesperado. También tendrá importancia en la historia la hermosa chica maorí Kahu (Tioreore Ngatai-Melbourne) y “Psycho Sam” (Rhys Darby), un paranoico conspiranoide. Un film disfrutable de principio a fin, con un ritmo fluido, con diálogos simpáticos y mordaces, con situaciones que mezclan con equilibrio el humor y la ternura (aunque en algún momento se le va la mano en la caricatura), una trama desenfadada que te habla de temas profundos, de calado sentimental, como la incomprensión e inadaptación social, en este caso de los dos protagonistas (Ricky y Hec), de la marginación que se les hace a los que son diferentes, pero lo hace de forma distendida, sin caer en lo maniqueo o lacrimógeno, aborda la tragedia con naturalidad y mucho sentido positivista, arrojando un halo de esperanza en la raza humana. El guión compone personajes secundarios bien trazados, con personalidad propia, evolucionado con recursos ingeniosos, como el montaje ágil, y transmitiendo un aura deliciosa de melancolía, ello gracias a la gran compenetración que desprenden estos dos conmovedores “fugitivos”, dos personas a la deriva que encuentran su mundo en medio de un supuesto hábitat hostil. Ello estructurado mediante momentos que combinan gags de todo tipo, desde el humor negro, al slapstick, al de equívocos, o al absurdo (sobre todo cuando hace acto de presencia “Psycho Sam”), aderezado con momentos de acción (la espectacular lucha contra el jabalí o la persecución final, con reminiscencias a “Tras el corazón verde y “sobre todo “Thelma & Louise”), con el gran grueso del metraje dedicado a la caza de las fuerzas estatales contra los inadaptados, caza que se convierte en una jocosa farsa, con goteo de personajes bufos fenomenales, como los cazarecompensas, “Psycho Sam”, los swat o el ejército, con el añadido del remanso del despertar a la madurez sexual que supone para Ricky de la hermosa Kuho, en una aparición cuasi-onírica montada a caballo. Una cinta que en su modo de ser realizada tiene ecos al estilo personal del texano Wes Anderson, ello se ve en el cuidado y mimo de las tomas. Sam Neill está fabuloso en su rudo y áspero Hec, ya desde su prodigiosa entrada en escena cargando a sus espaldas a un gran jabalí cazado, exhibiendo un arco de desarrollo sutil y muy bueno, un gruñón que deja entrever un corazón, pero sin caer en lo almibarado, un tipo con un gran carisma que inunda da la pantalla con un estupenda naturalidad. Julian Dennison como el inadaptado Ricky desborda encanto, ternura, con una vis cómica crepitante, con una evolución gradual que te llega, con una mirada limpia que deja entrever su inocencia y falta de cariño, curioso que siendo orondo no se acuda en momento a hacer chistes fáciles sobre su peso, posee una punzante química con Neill, entre los dos surgen momentos muy apreciables. Rima Te Wiata como la madre adoptiva Bella realiza un estimable trabajo, dotando de cariño y empatía a su rol. Rachel House como la asistente social Paula deja un muy fachoso personaje, exagerado, militarista (con su atuendo del ejército), marcial, prepotente, muy divertida, un rol que parece salido de un toon. Oscar Kightley como Andy, el compañero de Paula, es un gran complemento de inocentón manipulado por ella. Rhys Darby encarna a un demente paranoico “Psycho Sam”, lo hace de un modo delirante, un corto en si mismo su tramo, hilarante su alocada interpretación. Tioreore Ngatai-Melbourne como la encarnación del despertar sexual de Ricky resulta una delicia en su encanto nativo.

Un amor inquebrantable

Drama Sin categoría
7.1

Un amor inquebrantable Joyce Smith y su familia creían que lo habían perdido todo cuando su hijo adolescente John cayó en el helado lago Saint-Louis. En el hospital, John estuvo sin vida durante 60 minutos, pero Joyce no estaba dispuesta a renunciar por su hijo. Reunió toda su fuerza y fe, y clamó a Dios por su salvación. Milagrosamente, el corazón de John volvió a latir. A partir de ahí, Joyce comienza a desafiar a cualquier experto y prueba científica que tratan de explicar lo que ocurrió.   Un amor inquebrantable Critica Es muy curioso que habiendo películas de lo más fantástico e increíble se diga que esta no es muy buena porque es “demasiado religiosa”. Será buena o mala por cómo esté hecha o interpretada. El tema puede ser cualquier tema. Al parecer esto ocurrió en realidad y es un caso más en el que la ciencia, con todo lo que`puede, no encuentra explicación. Otra cosa es el tono de esta religiosidad evangelista, muy centrada en las emociones. Pero también en esto es interesante porque es una muestra del cristianismo de millones de personas a las que, por lo menos, hay que respetar. Por otro lado es admirable comprobar una vez más lo que puede hacer una madre.

Quizás para siempre

Comedia Romance Sin categoría
6.6

Quizás para siempre Sasha y Marcus fueron grandes amigos durante su infancia, y hasta sintieron algo el uno por el otro. Pero, tras una disputa, llevan 15 años sin hablarse. Cuando se reencuentran, ya de adultos, los dos están en situaciones socioeconómicas completamente distintas. Mientras que ella es una chef de gran éxito, él es un músico que aún sigue dependiendo de su padre. A pesar de las notables diferencias y de todo el tiempo que ha pasado, nada podrá evitar que pronto los dos vuelvan a sentir las chispas de hace años y se enamoren de nuevo.   Quizás para siempre Critica Tenía ganas de ver, por fin, esta comedia romántica exclusiva de Netflix, por el género (me gustan las comedias), algunas favorables críticas (tiene más de un 90% en Rotten Tomatoes) y por el aplaudido cameo de Keanu Reeves, actor de moda en estos momentos, cuando hace años no querían saber nada de él (al igual que sucedió con muchos otros como Robert Downey Jr. o Johnny Depp)... This is Hollywood. El caso es que ya la he podido visionar, y la verdad es que se han cumplido mis expectativas, ya que solo buscaba pasar un rato entretenido viendo una simple pero elaborada historia de amor, y eso es justo lo que he encontrado. Pero como siempre, mejor ir por partes. Este tipo de géneros no suele destacar nunca por la dirección, y sucede lo mismo en esta ocasión, aunque esta nunca resulta mediocre. En cuanto al guion, obra de los dos protagonistas, no va a revolucionar el género, pero si se preocupa por ofrecer una buena historia de amor y amistad, con efectivos diálogos, momentos emotivos y escenas de humor hilarantes. Aunque conviene destacar (a pesar del título de la crítica) que no es una comedia en el sentido exacto de la palabra. Sí, hay bastantes momentos divertidos, pero es más una película romántica que no otra cosa. En cuanto a los personajes, resultan simpáticos y te interesas por ellos, a pesar de sus sus defectos y meteduras de pata. Muy bien desarrollados. Y sí, la película es simple, pero ahí radica su mayor virtud, ya que no aporta nada novedoso (se ven situaciones y tópicos ya vistos en otras producciones de la misma índole), consciente de que es una más, pero lo hace con elegancia y saber estar, y eso se agradece. En cuanto al reparto, se nota que los dos protagonistas han escrito sus papeles, porque se les ve cómodos y entregados en sus sendas interpretaciones, aparte de la excelente química que hay entre ellos (son amigos en la vida real). Y bueno, qué decir del cameo de Keanu Reeves... bueno, sería más bien aparición especial, ya que sale bastantes minutos. Sus escenas son muy divertidas y con mala baba, y es genial que haga de si mismo y se parodie se esa forma. Hay que tener humor para hacer algo así, y él lo confirma con dicha aparición estelar, que suma puntos al conjunto final pero no eclipsa los logros de la cinta. También se agradecen las canciones de la banda sonora, que evocan a los años 90 (la película comienza en dicha época) y recuerdan a las comedias románticas de esa década de oro. Un lujo. En conclusión, estamos ante una comedia romántica agradable y entretenida, que no es ninguna obra maestra (ni lo pretende), ni aporta nada nuevo al panorama cinematográfico, pero que sí está por encima de la media y ofrece una bonita e interesante historia de amor, que se degusta con la satisfacción de haber invertido bien el tiempo. No se le puede pedir más.