Toda una vida en un año

8.2
Toda una vida en un año Un joven de 17 años descubre que su novia se está muriendo, por lo que se propone darle una vida entera, en el último año que se fue.

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Dual 1080p Castellano 06/02/2021 1.72 GB 427 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

The Way Back

Drama Sin categoría
6.7

The Way Back Una antigua estrella del baloncesto caída en desgracia y sumido en el terrible mundo de las adicciones trata de volver al sendero correcto como entrenador de un equipo de instituto cuya mayor peculiaridad es estar compuesto por un variopinto grupo de estudiantes.

El canto del lobo

Acción Sin categoría Suspense
7.7

El canto del lobo Ante una inminente guerra nuclear, un militar experto en acústica submarina debe demostrar con la ayuda de su oído, que las cosas no son como parecen ni como suenan.   El canto del lobo Critica George Lucas solía decir que "El sonido es el cincuenta por ciento en una escena de acción en una película" y en el caso que nos ocupa podemos añadir que el sonido es además el cincuenta por ciento del guión de esta nueva propuesta del siempre interesante cine de submarinos; que nos sorprende con toda una experiencia auditiva que se multiplica por 100 en las profundidades del océano. La fantasía bélica que sirve de marco al guión es algo convencional pero no es impedimento para disfrutar de una curiosa línea argumental que termina en uno de los mejores confrontamientos bajo las aguas que se recuerda. Ayuda, y mucho, el buen hacer del cine francés que, además, es generoso con la producción, y aporta ese final dramático al que muchas producciones americanas renuncian por absurdos criterios comerciales. Lo mejor: Plantear una película de submarinos desde la perspectiva del sonido y sus interpretaciones. Lo peor: Chirría un poco la subtrama sentimental que parece encajada sólo para justificar cierto giro del guión.

La innegable verdad

Drama
7.2

La innegable verdad La historia se centra en dos hermanos gemelos con vidas semejantes donde la traición, el sacrificio y el perdón están al orden del día. Dominick narra su problemática relación con su hermano gemelo Thomas, un hombre paranoico y esquizofrénico, y su esfuerzo por sacarlo de un asilo.

Sinister 2

Sin categoría Terror
5.8

Sinister 2 Después de que Ashley Oswalt descuartizara a su familia y desapareciera con Mr. Boggie, una madre y sus hijos mellizos se mudan a la casa donde unos niños poseídos cometieron los asesinatos. Mr. Boogie ha vuelto y acecha a uno de ellos. Secuela de "Sinister" (Scott Derrickson, 2012).   Sinister 2 Critica Qué pena me están dando las entregas de Sinister, y es que me agradan, me gustó la primera y me ha gustado la segunda, encuentro interesantes el universo que han creado, la mayoría de sus personajes, el rollo que se traen con las grabaciones caseras, un villano carismático, un ritmo en ambas bastante bueno, una producción y fotografía de notable y, sobretodo, una banda sonora de quitarse el sombrero. Y me fastidia porque si se tomara un poco más en serio a sí misma, y no estuviera tan enfermiza mente preocupada en hacerte pegar un bote con trucos de baratillo a cada escena, estaríamos hablando de películas de culto sin demasiados problemas. Un investigador privado está siguiendo la extraña maldición que envuelve las grabaciones en video de ejecuciones a parientes. Pronto llegará a una casa donde tiene todos los elementos para que vuelva a ocurrir. Y me repito, me fastidia ponerle una nota tan baja a una película que me ha gustado, pero su necesidad de cortar la trama para utilizar constantemente trampas y sustos baratos te llega a poner de mala leche. Si hubieran esperado un poco, ensamblando un argumento con mucho potencial, describiendo a los personajes (más interesantes que los de la primera parte, que de hecho había uno solo), e ir aprovechando su atmósfera hasta llegar a un clímax terrorífico estaríamos hablando de una señora película de terror. En vez de eso, parece que en la sala de montaje hayan puesto una alarma y cada cinco minutos de metraje tengan que colocar un susto por muy en calzador que esté. Y como la mayoría se ven a la legua pues te ponen un golpe de sonido exagerado para que pegues un bote en la butaca sí o sí. Dirige su segundo largometraje Ciarán Foy después de la genial Citadel, un trabajo más íntimo y personal que éste, ahondando en el síndrome de la agorafobia, aparte de un buen puñado de cortometrajes. Se le nota maniatado en seguir las maneras de la primera parte, imitando planos y ritmo. Aun así consigue distanciarse de ella lo suficiente a golpe de argumento. Protagoniza James Ransone que hizo de personaje secundario en la primera, caerá simpático a todo el mundo y tiene algunos momentos bastante buenos pero en todo momento me pareció un actor que interpretaba, no me lo acabe de creer. Todo lo contrario que Shannyn Sossamon logrando una gran interpretación. En este caso soy poco objetivo, Shannyn dejemos todo y escapemos. Muy bueno también el trabajo de los hermanos Robert y Dartanian Sloan, con la de niños que salen en esta película es agradable ver que no solo no son odiosos si no que hasta hacen un muy buen trabajo. Sinister 2 es una película que me ha gustado y que me podría haber gustado mucho más. Ni se te ocurra verla sin haber visto la primera parte. A efectos de trama empieza tal cual terminó la anterior y no hacen resumen alguno salvo algún comentario aquí y allá. Añaden un par de elementos al folklore de la saga y todo parece indicar que habrá una tercera parte, que desgraciadamente, seguirá con las mismas taras que estas dos.

Taboo

Drama Misterio
8

Taboo, sigue a James Keziah Delaney (Hardy), un hombre que regresa a su hogar, Londres, después de que muchos le diesen por muerto. Creada por Knight a partir de una historia original del propio Hardy y su padre Chips Hardy, la serie contará cómo James recibe la herencia del imperio de navíos de su progenitor e intenta reconstruir su vida. Algo que no le resultará fácil cuando tienes enemigos que quieren acabar con tu vida.   Taboo Critica Dicen los británicos que Charles Dickens ha sido el mejor representante de los valores del perfecto inglés. Posiblemente, ningún escritor haya dejado una estantería literaria, de semejante calado, sobre la injusticia social. La misma a la que fueron sometidos, aquellos más pobres y débiles de nuestra sociedad. Miles de niños, discapacitados, prostitutas y ancianos fueron el gran botín de los más poderosos. Una interminable conjura de aristócratas y comerciantes que marcó el devenir de un imperio subyugado a las intrigas palaciegas del cuerpo regio victoriano. Dickens, describió todos los rincones del viejo Londres y dejó patente la insalubridad de una ciudad, dura, enferma y pestilente. Una villa donde esos desheredados del bienestar comían restos de animales muertos: perros o caballos, que se agolpaban en el cauce del Támesis. El alma de Taboo, es el detritus de la rabia y la impotencia, de un estómago vacío. Así se presenta esta nueva serie de la prodigiosa BBC. Una creación, del siempre prolífico, Steven Knight y Chips Hardy (padre del actor, protagonista del show). Y el inagotable Ridley Scott. Tom Hardy se podría decir que mantiene una relación profesional con Steven Knight muy cercana. Puro feeling. En 2013 rodaron la brillante Locke (2013) y ahora mismo, está trabajando, en otra de las series estrella de la BBC, Peaky Blinders junto al norirlandés Cillian Murphy, el jefe de la pandilla de gangsters de Birmingham. Steven Knight nos propone una ambiciosa, barroca, oscura y cruda ficción. Un hombre, James Keziah Delany, que se la había dado por muerto, tras un largo viaje a África donde ha pasado, una década, conviviendo con diferentes nativos y gentes, en los lugares más remotos y peligrosos de allende. La primera secuencia del episodio piloto es apoteósico. Un rápido travelling aéreo, nos hace divisar un bergantín, de donde se ve navegar a un hombre, dentro de un pequeño bote. Su figura parece la guadaña de las almas: la muerte. El agua está repleta de una densa niebla. Al fondo se descubre entre claroscuros y grises tonos; la ciudad de Londres. Nuestro protagonista está subido a un espléndido caballo. Se acerca hasta un roble y se baja del equino. Al lado del gran árbol cava en la tierra un agujero y guarda una bolsa de cuero con diamantes. En el puerto y la zona del embarcadero la actividad comercial es excitante: animales y pescados pululan junto al lumpen. La cámara se fija en una de las pasarelas/puente del río y aparece un sequito fúnebre, encabezado por una carroza —que porta un ataúd— tirado por cuatro corceles. Personajes de diversa índole lo integran. Desde un enano ataviado con ropas caras —de un luto riguroso— hasta la joven mujer que se yergue en una hermosa grisácea yegua. Finalmente, Tom Hardy, llega a la sala de la morgue, donde un cadáver completamente desnudo (su padre), se deja acariciar por la luz —que entra— por las claraboyas de la cúpula. Dos monedas en sus ojos lo exhiben ante Hardy, empapado en lluvia, que le pide perdón a su oído, mientras recoge los metales de sus cuencas y guarda en su bolsillo. Entra la cortinilla de presentación con motivos caleidoscópicos, donde el agua del océano y la infografía juegan con la introducción de los créditos. La fotografía es de Mark Patten, un mago de la luz, que dio el salto de la mano de Mr. Scott con The Martian (2015), realmente exquisita. Los tonos de la pintura de Courbet y Fildes se palpan en cada plano. Al igual que la dirección del episodio, obra del danés, Kristoffer Nyholm. Un cineasta con buen tino, deja su buen oficio, en las interesantes Forbrydelsen (2007) y The Enfield Haunting (2015). Por momentos, Tom Hardy, parece ser el nuevo Edmond Dantès de A. Dumas. Y es que Mr. Knight ha vuelto, a sus texturas favoritas, como viene haciéndolo con su exitosa Peaky Blinders. En Taboo, muestra su devota pasión por el paroxismo teatral y la cruda exuberancia de la escenografía. Eso sí, cambiando el Punk/Gothic/Rock de N. Cave y los White Stripes, por los violines y la electrónica de Max Richter. Una notas musicales que contienen el aliento. Taboo es un gran drama, con elementos históricos, que nos trasladan al Londres de 1815. De repente, nuestro fascinante protagonista, se exhibe en la ceremonia —del réquiem por su padre— como alma en vilo, envuelto en un halo de misterio. La mirada cansada y unas facciones que están marcadas por unas singulares cicatrices. Pasando por delante de los bancos —de la iglesia— donde están sentados su hermana Zilpha (Oona Chaplin) /Black Mirror, The Hour, Quantum of Solace/ y el codicioso esposo, de ésta, Thorne (Jefferson Hall)/Get on the bus, Emma y Powder/. Todo son miradas soslayadas y temerosas. Ellos saben que James Keziah va a reclamar su herencia. Después de la solemne ceremonia, comienza el ágape/pésame, donde el albacea de la familia Robert Thoyt (Nicholas Wooedeson) /Hannah Arendt, Skyfall, Rome/ le comunica, cuál y cómo, es la herencia de su querido padre: un pedazo de tierra envenenada y deseada por muchos miserables en la zona. James Keziah Delany comienza su periplo de visitas y ajustes de asuntos personales. Descubrimos a un gentleman con un abrigo de lo más cool, largo liso, y un sombrero de copa, que encarnan su parodia despectiva hacia la clase alta, dándose pompa y atrevimiento con una cicatriz que arrolla su ojo izquierdo, en forma de estilete.Andares sobrados y un pulido bastón que anhelan al pendenciero Dorian Grey de Penny Dreadful. Eso sí, en cuanto cambia el gesto produce en su contrincante; mucho miedo. No obstante, la venganza y la sangre parecen olerse en la pantalla. Uno de los affaires más importantes, es el asunto, de su testamento. Pero lo primero es volver a casa de su padre. Allí se encontrará con su fiel y viejo criado, de toda la vida, Brace (David Hayman) /Sid&Nancy, My name is Joe, Macbeth/. Un hombre de su padre, uno de los suyos.

Amor de gata

Animación Drama Fantasía Romance Sin categoría
8.1

Amor de gata Miyo es una estudiante de secundaria que está perdidamente enamorada de su compañero de clases Kento. A pesar de sus esfuerzos, él parece no notarla. Pero después de encontrar una máscara que le permite convertirse en gato, logra por fin acercarse a él. Pero ¿a qué costo?   Amor de gata Critica Esto me hace recordar a Pucca. Una chica divertida e intrépida que está enamorada de un chico melancólico, y va a por todas por él. Se puede relativizar un poco en función al prototipo del amor. Dos almas que se entienden pero se niegan a estar juntas porque una no comprende a la otra, pero la química; esa atracción un tanto biológica a los estímulos de alguien, no traiciona el contenido final. Los 20 minutos iniciales del metraje me parecen maravillosos. Hay un no sé qué al anime de los estudios Ghibi que me atrapó por completo. Esa energía desbordante de Nale y los complementos de su amistad con los demás personajes. Es un ejercicio muy dinámico y sostenible. Cada vez que veo una producción animada igual, sobre dos chicos que se enamoran (Your Name, La chica que saltaba a través del tiempo, Susurro del Corazón, El castillo Ambulante) anhelo vivir algo igual, algo tan absurdo y fantástico como cualquier historia antes mencionada, porque al final eso es lo que te transmiten. La posibilidad de que no todo está perdido y que la realidad solo es una versión del cosmos. Detrás de ella, las opciones siempre son variadas.