Terminator: destino oscuro

6.2
Terminator: destino oscuro Sarah Connor une todas sus fuerzas con una mujer cyborg para proteger a una joven de un extremadamente poderoso y nuevo Terminator. Terminator: destino oscuro Critica Vamos a ser directos: no se puede hacer una secuela de Terminator 2. ¿Por qué? El motivo es demasiado evidente como para que no lo vea ni siquiera el propio James Cameron. Si haces algo después de T2, estás dando a entender que todo lo que ocurrió en T2 no sirvió para nada. Prácticamente reduces T2, una de las mejores películas de todos los tiempos, a un capítulo más, algo que en Terminator 3 simplificaron en un "ah no, lo que hicistéis sólo sirvió para aplazar el juicio final". Terminator Salvation quiso arreglar lo que T3 estropeó ofreciendo lo que seguramente los fans pedían, una película sobre el futuro distópico de la franquicia Terminator. Pero el problema es que sigue siendo una secuela. No puedes. Y no es tan complicado. ¿Por qué no se hizo una precuela de Terminator 1 ambientada en el futuro? Cuentas la guerra, el momento en el que John conoció a Kyle, cómo se forjó la Resistencia y cómo John logró superar a Skynet. Eso habría sido una gran película, que es lo que pretende la introducción de Terminator Génesis, pero esa película simplemente es un ejemplo de hasta qué punto esta franquicia se ha entendido como una especie de Regreso al futuro, donde tienen más relevancia las líneas temporales que los personajes. Así pues, y visto el fracaso de las tres últimas películas de Terminator, llega Terminator Dark Fate con el fin de querer ofrecer una secuela digna. Y ahí está, de nuevo, el problema. Confirmamos que se trata de una amalgama de Terminator 3, Terminator Salvation y Terminator Génesis. Es decir, un batido de lo peor de la franquicia. Sorprende que James Cameron haya dado el visto bueno a esto. ¿Será cierto que a veces el autor no llega a entender su obra? No se trata de hacer únicamente una buena película de acción. Porque si alguien sólo espera eso de la franqucia, de acuerdo, la película es decente, como ya lo eran Terminator 3, Salvation y Génesis, así que no se entiende, pues, el sentido de esta "secuela" directa de Terminator y Terminator 2. ¿Por qué no seguir con Génesis? Además, esa película te daba vía libre a hacer lo que quieras con las líneas temporales, podías meter a Linda Hamilton en la película junto a Emilia Clarke y no pasaría nada porque de por sí la película ya carecía de todo el sentido. Lo de Arnold en Dark Fate es un despropósito. Resulta hasta ridículo. Incluso hay una escena, más bien un diálogo, que pretende justificar lo ridículo del planteamiento. La única que está bien en la película es Mackenzie Davis, que realiza un buen trabajo físico. Lo de Linda Hamilton es simplemente un residuo de Sarah Connor, es el morbo de querer poner a la heroína abuelita a pegar tiros (y sinceramente, en este aspecto, la última de Halloween le pega un repaso a esta Terminator Dark Fate en lo que refiere a ver a heroínas pasadas). Y el villano... dejémoslo en que no le llega a la suela de los zapatos ni al T-800 ni al T-1000. En Dark Fate no hay filosofía, no se profundiza en nuestro destino. No hay un acercamiento al discurso de Sarah Connor en Terminator 2 o al sacrificio de Kyle en Terminator. No hay emotividad, porque lo que pretende ser emotivo es simplemente un corta y pega de lo que hizo grande a la duología Terminator. No hay buena ciencia-ficción ni hay escenas para el recuerdo. Por último, diré que me parece asqueroso por parte de James Cameron que en un evento diga que Edward Furlong vuelve a la franquicia como si los fans unos estúpidos que van donde el amo las dirige.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
4K 2160p Español Latino 05/02/2020 12.80 GB 1124 Descargar
1080p Dual Español Latino 05/02/2020 2.08 GB 2527 Descargar
1080p BluRay Español Latino 05/02/2020 2.08 GB 1051 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Nada que perder

Drama Sin categoría
5.6

Nada que perder Biopic autofinanciado del obispo evangélico brasileño Edir Macedo, fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios y propietario de la red Record TV.   Nada que perder Critica El narcisismo de Edir Macedo fundador de la Iglesia Universal (a.k.a. Pare de Sufrir) llega a tal nivel que se gasta un cerro de plata para producir una biopic que lo muestra con cualidades mesiánicas. Pero como lo de narcisista es en serio además de contratar la proyección en la mayoría de las salas comerciales en múltiples horarios y lograr incluir el sello de netflix, la misma Iglesia Universal ha comprado miles de tickets para su propia película generando un número falso de espectadores haciendo parecer al filme un éxito en taquillas a cuenta de salas vacías o en la mejor de sus suertes llenas de feligreses o de incautos a los que interceptan afuera de los cines; en ese mismo espíritu de patrañas el portal IMDb retiró cientos de reseñas positivas, que se sospechaban pudieron ser generadas por bots, que adulaban la producción junto con puntajes altos evidentemente inmerecidos. Pero la película en sí no tiene ni un poco de la astucia de las estrategias de difusión antes mencionadas; es un bodrio tóxico para preservar la ignorancia, el fanatismo religioso y hacer propaganda de una organización corrupta que estafa con el viejo cuento de la fe y donde la idolatría se manifiesta en forma de pastor. Sin dar muchos detalles del verdadero contenido alguien que dice ser de la distribuidora me pasa una entrada en la puerta de un Cinemark: "es una historia basada en un bestseller", seguro Macedo también se compró sus propios libros, quince minutos bastaron: CACA.

Modo avión

Comedia Romance Sin categoría
6.2

Modo avión Ana, una exitosa influencer de redes sociales, destroza su auto por ir utilizando su celular. Entonces sus padres toman una decisión drástica: enviarla a la lejana granja de su gruñón abuelo para dejar su adicción al celular de una vez por todas.   Modo avión Critica "Modo Avión" es una película sobre la adicción al celular. Ana es adicta al celular y tiene un accidente automovilístico por estar enganchada al teléfono celular y debe ir a vivir a la casa de su abuelo donde no hay conexión a internet. El abuelo está peleado con el padre de Ana. Eso es muy realista. Es lo que pasa con mucha gente: Todos tenemos una adicción al celular como le pasa a Ana. Es entretenida y se deja ver.

Un amor inquebrantable

Drama Sin categoría
7.1

Un amor inquebrantable Joyce Smith y su familia creían que lo habían perdido todo cuando su hijo adolescente John cayó en el helado lago Saint-Louis. En el hospital, John estuvo sin vida durante 60 minutos, pero Joyce no estaba dispuesta a renunciar por su hijo. Reunió toda su fuerza y fe, y clamó a Dios por su salvación. Milagrosamente, el corazón de John volvió a latir. A partir de ahí, Joyce comienza a desafiar a cualquier experto y prueba científica que tratan de explicar lo que ocurrió.   Un amor inquebrantable Critica Es muy curioso que habiendo películas de lo más fantástico e increíble se diga que esta no es muy buena porque es “demasiado religiosa”. Será buena o mala por cómo esté hecha o interpretada. El tema puede ser cualquier tema. Al parecer esto ocurrió en realidad y es un caso más en el que la ciencia, con todo lo que`puede, no encuentra explicación. Otra cosa es el tono de esta religiosidad evangelista, muy centrada en las emociones. Pero también en esto es interesante porque es una muestra del cristianismo de millones de personas a las que, por lo menos, hay que respetar. Por otro lado es admirable comprobar una vez más lo que puede hacer una madre.

Los muertos no mueren

Comedia Fantasía Sin categoría Terror
5.5

Los muertos no mueren En la pacífica localidad de Centerville pasa algo raro. Los animales se empiezan a comportar de forma extraña, las horas de luz solar cambian de forma impredecible y la luna vigila permanentemente desde el horizonte. Los científicos están preocupados y los informativos dan noticias desconcertantes. Y es que, una extraña invasión está a punto de suceder en la que los muertos ya no está muertos y se levantarán de sus tumbas. Los habitantes de Centerville, liderados por Ronald Peterson y Cliff Robertson, deberán detener esta amenaza y luchar para sobrevivir. Los muertos no mueren Critica No es que haya entrado el verano con fuerza, aunque a mí el calor no me sienta bien. Ni que me atosiguen ciertos usuarios, cual buitres carroñeros, plagiándome, bien con el corta y pega habitual o extrayendo frases de mis críticas para insertarlas en diferente orden en sus estúpidos comentarios. A lo mejor es que he de invertir mi tiempo en otras actividades que tengo “aparcadas” y me distancien más de esta. Recuerdo las dos últimas críticas, magníficas, que hizo (hasta la fecha) el usuario Normelvis Bates (“Siempre hay un mañana” y sobre todo la de “Blue Jasmine”) donde se quejaba de un impresentable que le andaba fastidiando, y que por desgracia hizo que optara por no seguir escribiendo. Prometo que en las circunstancias descritas y en otras más, siempre intento no perder la objetividad y tomármelo todo con la mayor filosofía, pero el haber visto “Los muertos no mueren” lo he recibido como un mazazo, casi como una humillación, de ahí el título del comentario. Jim Jarmusch, a lo largo de casi cuatro décadas, que se dice pronto, ha ido rodando películas al margen de las modas. Las ha hecho muy buenas, menos buenas, interesantes... ha habido de todo pero siempre dentro de cierta calidad. Ahora con “Los muertos no mueren”, ha errado el tiro más que nunca, y de forma inesperada, ha hecho su primera mierda. Pero no pequeña, qué va, grande, enorme, para ser más exactos. Suena muy duro decir esto, y sin sentir compasión o que te tiemble el pulso, pero al pan pan, y al vino vino. Si “Los muertos no mueren” viniera firmada por un alumno suyo, por un desconocido o un director del montón, las críticas hubieran sido furibundas, pero al venir del mismo Jarmusch como que muchos lo han justificado y han sido condescendientes. “Los muertos no mueren” podía haber sido una revisión del cine de “zombies”, como por ejemplo fue su incomprendida por muchos la curiosa “Sólo los amantes sobreviven”, que daba su peculiar visión del mundo de los vampiros. No ha sido así. Que Jarmusch haya optado por hacer una película de “zombies” con sus amigos, arropada por una multinacional, era muy lícito y tenía todo el derecho del mundo a hacerla, sobre todo porque los sueldos habrán sido más generosos. Se lo podía haber currado un poco, pero y la dejadez y el egocentrismo han aplastado esta mierda (segunda vez que conscientemente digo la palabra que mejor la define), que no había por donde agarrarla, plagada de supuestos “gags” sin ninguna gracia y que parecía no terminar nunca, porque además daba la impresión no saber cómo salir de un atolladero, que por cierto, era más simple que un tirachinas. El primer error es su guión: lo que se inicia planteándolo bajo las coordenadas más clásicas del género, como lo hacían muchas de ciencia- ficción de los años cincuenta, se empieza a perder al desviar su línea presentándonos unos personajes carentes de interés y que incluso parecen plagiados del “Fargo” de los Coen, pero sin su retranca, con diálogos estúpidos y aderezados por unos “gags” más manidos y más muertos que los “zombies” que aquí aparecen, incluso se recurren a “salidas” hechas desde hace décadas por Woody Allen o Dusan Makavejev. El cúmulo de errores prosigue con una dirección nada inspirada e impersonal, que deja cobardemente toda responsabilidad a los amiguitos actores, que están perdidos, que intentan ser graciosos, ya que están marcados sus personajes se supone que en clave de comedia, pero que en algunos momentos, más conscientes que su director, tan solo les hacía falta pedir perdón a cámara. Valga como ejemplo una de sus escenas iniciales, cuando van llegando uno a uno a la única cafetería del pueblo donde ha ocurrido un hecho escabroso, que los va colocando a la entrada, en fila, como si de una obra de teatro “amateur” se tratase. Qué incomodidad y qué vergüenza. Falta gracia y resolución. Con todo esto, ya nadie puede salvar esto de ser una catástrofe. Su música, mejor la original y no tanto las canciones que la integran, aunque recuerden a otras del género “zombie”, es correcta, como sus maquillajes y simples efectos especiales en la mayoría de las escenas. En el “spoiler” diremos en qué escena los efectos especiales no cumplen. El extenso reparto se queda a medias. Mientras en algunos casos se tratan de simples y desaprovechados “cameos” como son los casos de Iggy Pop, Carol Kane o Rosie Pérez, otros hacen los arquetipos a los que están acostumbrados, como Steve Buscemi. Larry Fessenden opta por llevar un “look” que tendría que ser denunciado por Jack Nicholson al que remeda de mala manera. Selena Gómez y sus acompañantes no aportan absolutamente nada. Quizás Tilda Swinton parezca la menos encorsetada pero su personaje de Zelda es poco para lo que puede llegar a dar. Tom Waits a su rollo, cumple, sin más, como Danny Glover, y con más desaciertos que aciertos los más protagonistas: Chloë Sevigny, también poco aprovechada, Adam Driver y Bill Murray. No comparto la opinión de que algunos pretendan comparar “Los muertos no mueren” con otros films de gran reparto, aparentemente “fallidos” como “Mars Attacks!”. Ni siquiera me valdría la comparación con la burrida “Ellas también se deprimen”, de Gus Van Sant. Creo que lo más cercano que se me ocurre, por más molesto que resulte, sería “El oro de Moscú”, de Jesús Bonilla. Si por mí fuera tendríamos una candidata a figurar en los futuros "Razzies" a lo peor del año. No hay mucho más que decir. Me temo que ni a los que prefieran el cine de autor, ni el comercial y ni siquiera a los incondicionales del género “zombie” les pueda interesar esta patraña, pero si no estoy en lo cierto y la disfrutan pues me alegro, porque eso quiere decir que hay unos espectadores que no deberían quejarse nunca por lo que ven, ya que quedarían satisfechos con cualquier cosa, lo cual debe ser muy reconfortante para cualquier director, responsable o irresponsable.

Critters ¡Al ataque!

Ciencia ficción Comedia Película de TV Sin categoría Terror
3.7

Critters ¡Al ataque! Drea (Tashiana Washington) es una joven de 20 años que acepta a regañadientes convertirse en la niñera de una de sus profesoras de Universidad. En su intento por entretener a Trissy (Ava Preston) y a Jake (Jack Fulton), además de a su hermano pequeño Phillip (Jaeden Noel), Drea decide sacarlos de paseo por un sendero rural, sin saber que por él pulula una misteriosa raza alienígena que devora todo lo que encuentra a su paso. Critters ¡Al ataque! Critica Los Critters fueron unas criaturas que surgieron en 1986 tras el gran éxito de Gremlins y cuya vida fílmica gozó de cuatro películas que evidenciaron un desgaste de la idea inicial debido sobre todo a que había más interés en recuperar la inversión – y en potenciar el exploit de los Gremlins - que en desarrollar las virtudes de estos seres alienígenas; y sin embargo, las criaturas diseñadas por los hermanos Chiodo vuelven a la pantalla debido a su potencial. ¿Habrán acertado esta vez con la tecla? Drea tiene 20 años y su mayor ilusión es entrar en la universidad donde estudió su fallecida madre, para ganarse el favor del profesorado decide cuidar a los hijos de la decana. La llegada de dos vainas extraterrestres portando Critters puede echar por tierra su sueño y, de paso, acabar siendo devorada. Voy a responder la pregunta hecha poco antes: no, de nuevo han vuelto a fallar en este reboot de Critters. Hay ideas buenas en el guion de Scott Lobdell, también guionista de comics que basó su fama en absurdos giros en la franquicia X-Men y sobre todo es recordado por su guion de Happy Death Day, e incluso recupera todos los elementos que los fans de la saga adoran: la bola de Critters que devora todo a su paso, el Critter que suelta pompas tras beber jabón y las clásicas púas paralizantes; encontramos aroma de los ochenta en Critters Attack!, críos perseguidos que no consiguen ser creídos por los adultos, una trama que se nutre de critters rodando… Lobdell añade elementos a la mitología como que los huevos critter necesitan ser depositados en un cuerpo para crecer – ¿Alguien dijo xenomorfo? – o la existencia de una reina Critter envuelta en una suerte de guerra critter. Los aciertos del guion se pierden por culpa de la escasa pericia del director Bobby Miller para darle ritmo a una historia que necesita ser frenética, tal vez se ha dejado llevar por el elemento autoral e irrita al espectador con una narrativa demasiado lenta que desaprovecha los momentos de humor. Los aromas ochenteros de los que hablaba antes también los encontramos en la fotografía de Hein de Vos y la música sintetizada de Russ Howard III que, a veces, consigue retrotraerte al pasado; el problema es que este Critters Attack! ya no se esconde y plagia las cintas de Gremlins con tanto descaro que asusta: la reina Critter es un remedo de Gizmo, aunque en ningún momento consiguen acercarla a lo tierno del Mogway, el ataque al pueblo es clónico al de los Gremlins en la primera cinta. Y no voy a mencionar qué película de Tim Burton “homenajean” como un método para acabar con los Critters. Si hablamos del nivel actoral, Tashiana Washington arranca con fuerza como Drea pero enseguida pierde fuelle, Dee Wallace se pasea por la trama con gesto anodino y del resto del elenco destacaría a Jack Fulton como Jake, un personaje que habla poco y siempre acierta. Critters Attack! gustará a los fans de la saga Critters, gracias a los guiños hechos a las películas anteriores e incluso descubrirán el alto body count que dejan las criaturas a su paso; tal vez algún lector que no conozca a los Critters se anime a verla y, ojalá, la disfrute. Seamos positivos: tal vez algún día se haga una cinta que esté a la altura de estas icónicas criaturas.

Regresa a mi

Drama Sin categoría
6.7

Regresa a mi Trata sobre el encantador pero problemático Ben Burns (Lucas Hedges), quien regresa a su hogar con su familia una fatídica víspera de Navidad. La cautelosa madre de Ben, Holly Burns (Julia Roberts), recibe el regreso de su amado hijo, pero pronto se entera de que todavía está en peligro. Durante 24 horas que pueden cambiar sus vidas para siempre, Holly debe hacer todo lo que esté a su alcance para evitar la caída de la familia.   Regresa a mi Critica El director Peter Hedges toma como argumento de su película un tema candente en estados Unidos. Las muertes provocadas por sobredosis de opiáceos, superan los fallecimientos en los peores años de la epidemia del sida, incluso a los provocados por las armas de fuego. Julia Roberts da vida a una madre que de forma inesperada recibe la visita de su primogénito, internado largo tiempo en diferentes centros de desintoxicación. Se produce además en fechas navideñas, con todo el simbolismo y la significación que conlleva. Hedges dota de fortaleza y humanidad a esta abnegada madre, enfrentada a las debilidades de un hijo que con sinceridad desgarradora, es consciente de una dependencia que le suma constantemente en la posibilidad de tirar la toalla. La desaparición de la mascota familiar, y su posterior búsqueda, embarca a madre e hijo en un periplo dónde las consecuencias de esta adicción van a mostrar su cara más cruda. Lucas Hedges en el papel de Ben, consigue transmitir fragilidad en su desmoronamiento, y con Julia Roberts muestra una particular empatía, en un duelo de sensaciones que no deja indiferente