Aves de presa

7
Aves de presa Después de separarse de Joker, Harley Quinn y otras tres heroínas (Canario Negro, Cazadora y Renée Montoya) unen sus fuerzas para salvar a una niña (Cassandra Cain) del malvado rey del crimen Máscara Negra.   Aves de presa Critica ¿Quién iba a sospechar que, casi veinte años después, la serie de televisión inspirada en un comic de DC más olvidada de la historia -obviando las que serían canceladas antes incluso de emitirse el episodio piloto- gozaría de una 2° oportunidad en el cine? Y no sólo cambiando su alineación original -tanto la televisiva como la de la versión en papel- sino convirtiendo a la contrincante de las fugaces 'Birds of prey' en su nueva, anárquica y enajenada líder. ¿Pero a quién le importa eso? Tal vez a los fans -si es que los hay- que todavía se acuerden de Mia Sara -la novia de Mathew Broderick en 'Todo en un día' (1986, John Hugues)- ejerciendo como el reverso civilizado (y sofisticado) de la parienta del Joker. La de Margot Robbie no ha sido la primera recreación en carne y hueso del personaje que la catapultó al estrellato, pero probablemente sí será la única que nos venga a la mente dentro de 10 o 15 años gracias a la involuntaria trilogía que se finiquitará con 'The Suicide Squad' (2021, James Gunn). La choni -y ex psiquiatra- más desequilibrada de Gotham City encabeza un grupo formado por Cazadora (Mary Elizabeth Winstead, la única por aquí que trata de hacerle sombra a Margot Robbie), Canario Negro (Jurnee Smollet-Bell) y la detective Renée Montoya (Rosie Pérez 'aka Perdita Durango', poniendo cara de haberse equivocado de rodaje) para proteger a la adolescente -¿y futura Batgirl?- Cassandra Cain (Ella Jay Basco) de las garras del batvillano Máscara Negra (Ewan McGregor) y un Victor Zsasz (Chris Messina) que tardará años en ser más ridiculizado que aquí. Así que, ¿es ésta otra película de Batman en la que no aparece Batman? Básicamente sí. Yo definiría 'Aves de presa y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn' (2020, Cathy Yan) como una fiesta de pijamas oficiada por superheroínas de garrafón, a la que el hombre murciélago no ha sido invitado, y con una capacidad para entretener lastrada de más altibajos que momentos épicos, donde las peleas de almohadas, los cupcakes de vainilla y los margaritas, el perro faldero de la tarada de tu mejor amiga o los cotilleos sobre novietes y rupturas sentimentales son reemplazados por más rupturas, peleas con bates y puños americanos, la hiena domesticada de tu mejor amiga, un inesperado atracón de polvo blanco y otra ronda de margaritas. No digo que vayas a arrepentirte por ir a verla, pero tampoco te perderás nada por ignorarla.  
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 25/03/2020 2.07 GB 10353 Descargar
4K 2160p Español Latino 10/08/2020 12.92 GB 150 Descargar
1080p Dual Español Castellano 10/08/2020 1.74 GB 161 Descargar
4K 2160p Español Castellano 10/08/2020 12.92 GB 90 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Duck Butter

Comedia Drama Romance Sin categoría
5.4

Duck Butter Dos mujeres, insatisfechas con su vida amorosa, deciden hacer un pacto para pasar 24 horas juntas con la esperanza de encontrar una nueva forma de crear intimidad.   Duck Butter Critica A parte del morbo lésbico, esta película no aporta nada, tiende a ser erótica, pero bastante discreta, no se hacen "locuras", ni se profundiza en nada... Se ve poco, resumiendo. Tenemos a dos chicas, una se interesa por la otra, la otra le sigue el rollo, hay como un tira y afloja absurdo, que si una se pica, la otra no, y viceversa, que si me quieres, que si, pero que to veo que no, que ahora me hago la borde, ahora me siento mal, ahora te como el... Por cierto, no conocía a Laia Costa, y me parece un encanto... supuestamente tiene unos 33 años cuando hace la película, ahí me parecía muchísimo más joven, será el maquillaje... Pero qué guapa!... El final, natural. Yo me esperaba algo más guay o reivindicativo, pero se resumiría en el típico rollete entre dos chicas.

Los Octonautas y las cuevas de Sac Actun

Animación Familia Sin categoría
6.9

Los Octonautas y las cuevas de Sac Actun Los Octonautas se embarcan en una aventura subacuática y navegan por cuevas peligrosas para ayudar a un pequeño pulpo a regresar a su hogar en el mar Caribe.

Nada que perder

Drama Sin categoría
5.6

Nada que perder Biopic autofinanciado del obispo evangélico brasileño Edir Macedo, fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios y propietario de la red Record TV.   Nada que perder Critica El narcisismo de Edir Macedo fundador de la Iglesia Universal (a.k.a. Pare de Sufrir) llega a tal nivel que se gasta un cerro de plata para producir una biopic que lo muestra con cualidades mesiánicas. Pero como lo de narcisista es en serio además de contratar la proyección en la mayoría de las salas comerciales en múltiples horarios y lograr incluir el sello de netflix, la misma Iglesia Universal ha comprado miles de tickets para su propia película generando un número falso de espectadores haciendo parecer al filme un éxito en taquillas a cuenta de salas vacías o en la mejor de sus suertes llenas de feligreses o de incautos a los que interceptan afuera de los cines; en ese mismo espíritu de patrañas el portal IMDb retiró cientos de reseñas positivas, que se sospechaban pudieron ser generadas por bots, que adulaban la producción junto con puntajes altos evidentemente inmerecidos. Pero la película en sí no tiene ni un poco de la astucia de las estrategias de difusión antes mencionadas; es un bodrio tóxico para preservar la ignorancia, el fanatismo religioso y hacer propaganda de una organización corrupta que estafa con el viejo cuento de la fe y donde la idolatría se manifiesta en forma de pastor. Sin dar muchos detalles del verdadero contenido alguien que dice ser de la distribuidora me pasa una entrada en la puerta de un Cinemark: "es una historia basada en un bestseller", seguro Macedo también se compró sus propios libros, quince minutos bastaron: CACA.

El ascenso del diablo

Sin categoría Suspense Terror
6.1

El ascenso del diablo Después de una serie de perturbadores eventos sobrenaturales en su hogar, Joel, un joven padre soltero, llega a sospechar que su pequeño hijo puede estar poseído. Pronto Joel recibe una visita del padre Lambert, un polémico exorcista en la ciudad cuyo último paciente falleció durante su tratamiento. A medida que comienzan a desarrollarse sucesos escalofriantes, el sacerdote le informa a un Joel resistente que, a menos que pueda realizar un exorcismo con éxito, el diablo pronto tomará el control total de su hijo.   El ascenso del diablo Critica Otra película de posesiones, con un niño quien vive en una casa en las afueras del pueblo junto a su padre, parecen ser características de una típica película de terror, y justo es lo que esta película parece en sus primeros minutos, pero por lo menos consigue despegarse un poco. Joel (Robert Kazinsky) ha enviudado, está en una etapa depresiva por no encontrar un buen trabajo, por lo que se dedica además a la pintura y escultura, pero esa complicada situación lo pone en un momento crítico con el riesgo de perder la custodia de su hijo. Pero todo se agrava porque Joel padece una especia de esquizofrenia que le hace ver figuras o presencias que le atemorizan, por lo que acude a terapia, pero la cosa se pone peor cuando percibe que su hijo parece también tener contacto con estas presencias que buscan poseer al pequeño. Con todos los tópicos del subgénero de las películas de posesiones, el director lleva su relato con tumbos pero que de a poco se va consolidando, sin hacer de uso de grandes efectos especiales y buscando sobre todo generar una atmósfera con la ayuda de si algunos golpes de efecto. Lo más interesante es que ‘El ascenso del diablo’, título que se explica recién al inicio del filme que significa la tercera etapa de una posesión que sucede cuando el demonio en cuestión se ha apoderado por completo del cuerpo poseído, tiene una historia y personajes que mal que bien, cuentan con un adecuado desarrollo y que afortunadamente trata de contar una historia mil veces vista de una manera un tanto diferente, lo que la vuelve un tanto impredecible. Si bien la película no funciona siempre y no es del todo muy aterradora y las actuaciones no son todas competentes, pero el director consigue darle cierta cohesión al relato y la historia es lo suficientemente sólida, con un giro preciso que no se ve venir, que termina por ser una de las pocas películas de posesión o exorcismos con personalidad propia, que busca no imitar a referentes tan visibles como, por ejemplo, ‘El exorcista’.

Alguien mueve los hilos

Ciencia ficción Sin categoría Suspense Terror
5.7

Alguien mueve los hilos Los alienígenas han llegado a la Tierra, empezando a controlar a los humanos de un pequeño pueblo de Iowa. El método es controlar y manipular el cuerpo y la mente de los habitantes como si fueran marionetas. El encargado de acabar con esas maléficas intenciones es Andrew Nivens, un agente de seguridad americano que, con un equipo altamente cualificado, intentará evitar que los alienígenas se apoderen de todo el planeta.   Alguien mueve los hilos Critica Soy consiente que probablemente a muchos os suene a coña algunas cosas de las que voy a decir, pero es lo que de veras creo. Y es que esta película resulta incluso elegante en su planteamiento, pues hay una deliciosa presentación que alude a la psicología de la conducta de los 'poseídos', mediante una aguda observación de que estos no presentan los impulsos y las reacciones innatas que sí caracterizan a los humanos en unas situaciones determinadas. Me ha sorprendido lo rápido que se ha dado cuenta la científica, pues aunque el espectador que presencia el espectáculo lo ve, pero en primera persona, sin saber nada, sí que no resulta fácil, o al menos no tanto, percatarse de que está sucediendo algo extraño e identificarlo con tanta precisión e inmediatez. Algunas señas sí que están ahí, como la expresión enmudecida de los poseídos, tú sospecharías sí, pero nunca sacarías unas conclusiones tan precipitadas y concretas. Bueno, serán cosas mías, que además habiendo visto ya 'Faculty' (1997), que me encanta. Como viene siendo habitual, Donald Sutherland está genial. Como el desarrollo cumple y los efectos especiales están bien, creo que merece el aprobado.

Manchester junto al mar

Drama Sin categoría
7.5

Manchester junto al mar Lee Chandler (Casey Affleck) es un fontanero que se ve obligado a regresar a su pequeño pueblo natal tras enterarse de que su hermano ha fallecido. Allí se encuentra con su sobrino de 16 años, del que tendrá que hacerse cargo. De pronto, Lee se verá obligado a enfrentarse a un pasado trágico que le llevó a separarse de su esposa Randi (Michelle Williams) y de la comunidad en la que nació y creció.   Manchester junto al mar Critica Es el retrato de un hombre póstumo, de un individuo corroído por los remordimientos y con un lacerante sentimiento de culpa que lo incapacita para la vida y para entablar cualquier tipo de vinculación afectiva con sus semejantes. Malvive con el insoportable peso de un cataclismo emocional que lo tortura y que le corroe las entrañas, no pudiendo ni queriendo zafarse de su zozobra y de su desconsuelo, que tiñe sus días de ansiedad y desazón. ¿Cómo sobrevivir al apocalipsis de una pérdida irreparable cuando nos creemos responsables de nuestro íntimo y bochornoso fracaso y somos reos de nuestros garrafales yerros? No quedan ni fuerzas para el alivio del llanto… Estamos, por todo ello, ante una tragedia en estado puro, ante la radiografía descarnada de un vía crucis doloroso e inextinguible. Pero el soberbio guión y la maravillosa e invisible dirección – ambos debidos a un Kenneth Lonergan en estado de gracia – no se detienen en recrearse ante la desgracia, sino que van mucho más allá, aprehendiendo el vacío absoluto y punzante de un alma en pena, de un muerto en vida que deambula sin meta ni empeño por un valle de lágrimas que lo anega todo. No busca provocar el sollozo liberador ni despertar la compasión plañidera, no pretende servirse de los resortes clásicos del melodrama para incitar a la catarsis sentimental, ni coquetea con la simpatía inducida o con la empatía manipulada. En apariencia se queda en la epidermis de los hechos para, en realidad, bucear en la honda y densa espesura de la angustia. Sin la menor duda, es una joya del cine reciente que, en poco tiempo, se convertirá en un clásico indiscutible. La película es larga pero se hace corta, parece no ir hacia ningún lugar y, sin embargo, recala en todos los puertos de la inefable existencia humana. Parece desesperada pero siembra de forma imperceptible una parcela para el consuelo y la reconciliación – o al menos para cultivar un atisbo de reparación, por improbable o inalcanzable que parezca. Además contiene un sinnúmero de escenas memorables hechos con jirones de autenticidad y añicos de aflicción: el demoledor flashback con el asombroso adagio de Albinoni como único telón de fondo sonoro, la confesión a tumba abierta del protagonista ante la policía, el reencuentro fortuito e imposible entre el matrimonio quebrado, casi todos los momentos entre tío y sobrino, el colapso nervioso ante un congelador rebelde,… Las interpretaciones de Casey Affleck y Michelle Williams consiguen la rara virtud de ser perfectas, fundiéndose los actores con sus personajes hasta devenir en una experiencia milagrosa. Lo mismo puede decirse de todo el elenco. Pero los máximos elogios para Kenneth Lonergan que ha ensamblado una obra grandiosa, de una sencillez turbadora.