68 Kill

5.5
68 Kill Chip y Liza son una pareja peculiar. Cuando Liza sugiere que le quiten algo de dinero a su ruin benefactor, Chip empieza a ver el lado oscuro de Liza. Ahora Chip tiene un arma, una chica en el maletero y menos de 24 horas para decidir cómo salir de este embrollo.   68 Kill Critica “68 Kill” es todo lo que un amante de la comedia violenta y el humor negro debe ser. No busca profundidad en sus personajes ni desarrollar su trama. De hecho, la historia es sencilla: el protagonista, un buenazo de primera, sale con un bellezón que oculta un lado oscuro muy sanguinario y violento. En el momento en que la película va avanzando hasta que todo lo malo se desencadena (cómo suele suceder en éste tipo de películas), no nos queda hacer otra cosa que disfrutar de las mil penurias que le tocará pasar al protagonista. Algunas de ellas han conseguido que suelte carcajadas en el cine cómo hacia tiempo que no me pasaba. No apta para todos los público, pero por otro lado, encaja al 100% en un Festival cómo el de Sitges. Gamberra y divertidísima.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 19/05/2020 1.49 GB 61 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Agente 00-Gato

Animación Aventura Comedia Familia Sin categoría
6.4

Agente 00-Gato Cuatro antihéroes locos huyendo. Su líder es la inocente e ingenua Marnie Marnie, una gata doméstica a la que no se le permite salir de la casa y solo conoce la vida real por televisión.

Manchester junto al mar

Drama Sin categoría
7.5

Manchester junto al mar Lee Chandler (Casey Affleck) es un fontanero que se ve obligado a regresar a su pequeño pueblo natal tras enterarse de que su hermano ha fallecido. Allí se encuentra con su sobrino de 16 años, del que tendrá que hacerse cargo. De pronto, Lee se verá obligado a enfrentarse a un pasado trágico que le llevó a separarse de su esposa Randi (Michelle Williams) y de la comunidad en la que nació y creció.   Manchester junto al mar Critica Es el retrato de un hombre póstumo, de un individuo corroído por los remordimientos y con un lacerante sentimiento de culpa que lo incapacita para la vida y para entablar cualquier tipo de vinculación afectiva con sus semejantes. Malvive con el insoportable peso de un cataclismo emocional que lo tortura y que le corroe las entrañas, no pudiendo ni queriendo zafarse de su zozobra y de su desconsuelo, que tiñe sus días de ansiedad y desazón. ¿Cómo sobrevivir al apocalipsis de una pérdida irreparable cuando nos creemos responsables de nuestro íntimo y bochornoso fracaso y somos reos de nuestros garrafales yerros? No quedan ni fuerzas para el alivio del llanto… Estamos, por todo ello, ante una tragedia en estado puro, ante la radiografía descarnada de un vía crucis doloroso e inextinguible. Pero el soberbio guión y la maravillosa e invisible dirección – ambos debidos a un Kenneth Lonergan en estado de gracia – no se detienen en recrearse ante la desgracia, sino que van mucho más allá, aprehendiendo el vacío absoluto y punzante de un alma en pena, de un muerto en vida que deambula sin meta ni empeño por un valle de lágrimas que lo anega todo. No busca provocar el sollozo liberador ni despertar la compasión plañidera, no pretende servirse de los resortes clásicos del melodrama para incitar a la catarsis sentimental, ni coquetea con la simpatía inducida o con la empatía manipulada. En apariencia se queda en la epidermis de los hechos para, en realidad, bucear en la honda y densa espesura de la angustia. Sin la menor duda, es una joya del cine reciente que, en poco tiempo, se convertirá en un clásico indiscutible. La película es larga pero se hace corta, parece no ir hacia ningún lugar y, sin embargo, recala en todos los puertos de la inefable existencia humana. Parece desesperada pero siembra de forma imperceptible una parcela para el consuelo y la reconciliación – o al menos para cultivar un atisbo de reparación, por improbable o inalcanzable que parezca. Además contiene un sinnúmero de escenas memorables hechos con jirones de autenticidad y añicos de aflicción: el demoledor flashback con el asombroso adagio de Albinoni como único telón de fondo sonoro, la confesión a tumba abierta del protagonista ante la policía, el reencuentro fortuito e imposible entre el matrimonio quebrado, casi todos los momentos entre tío y sobrino, el colapso nervioso ante un congelador rebelde,… Las interpretaciones de Casey Affleck y Michelle Williams consiguen la rara virtud de ser perfectas, fundiéndose los actores con sus personajes hasta devenir en una experiencia milagrosa. Lo mismo puede decirse de todo el elenco. Pero los máximos elogios para Kenneth Lonergan que ha ensamblado una obra grandiosa, de una sencillez turbadora.

La música del terremoto

Drama Misterio Romance Sin categoría Suspense
5.8

La música del terremoto Tokio, Japón, 1989. Lucy Fly, una extranjera que trabaja como traductora, comienza una apasionada relación con Teiji, un hombre misterioso obsesionado con la fotografía. La música del terremoto Critica 'La Música del Terremoto' decepciona ya que tenía muchos alicientes para llegar a ser una buena película. Un director con una trayectoria interesante, Atticus Ross (oscarizado por 'La Red Social') encargado de la banda sonora, un elenco de primera con dos de las actrices más en forma del momento, una ambientación ochentera situada en el siempre exótico Japón y ese estilo pop con fotografía colorista que podía darla un toque único. En cambio, nos encontramos con un thriller mediocre que no logra ser lo suficientemente atractivo debido principalmente a una plana adaptación de la novela inglesa multipremiada en la que se basa. No tiene un ritmo que enganche al espectador (en parte por culpa del montaje), recurre a secundarios estereotipados y poco desarrollados e intenta poetizar continuamente recurriendo a situaciones y diálogos forzados. Su director está curtido en películas con personajes femeninos potentes. En sus anteriores trabajos cumple dirigiendo a actrices de renombre como Keira Knightley, Christina Ricci o Julianne Moore en sendos papeles protagonistas, y en esta ocasión hace lo propio con las talentosas Riley Keough y Alicia Vikander, sin duda lo mejor de la película junto con el toque exótico de rodarse en tierras niponas. Pero resulta un esfuerzo vacuo, porque a pesar de estar bien contextualizada, la historia en su conjunto carece del interés necesario y no consigue sumergirnos en la atmósfera intrigante u opresiva que cualquier buen trama noir necesita. Ahí están ejemplos como 'Burning' o 'Under the Silver Lake', cercanos en temática y tiempo aunque no en resultado.

Incendios

Drama Sin categoría
6.8

Incendios Estado de Montana, años 1960. Un niño ve cómo el matrimonio de sus padres se derrumba cuando su madre encuentra a otro hombre... Basada en la novela de Richard Ford.   Incendios Critica Estamos a principios de los 60, la familia Brinson se mudó recientemente a Montana. Jerry, el patriarca, es despedido del trabajo y después de meses buscando, acepta un empleo mal pagado que lo mantendrá fuera de casa durante meses. Su esposa Jeannette, al verse sola junto a su hijo Joe, decide entablar una relación con otro hombre para poder subsistir económicamente. Este es el debut como director del actor Paul Dano, conocido por sus excelentes interpretaciones en películas como Prisioneros, Ruby Sparks, Pozos de Ambición o Love & Mercy. La película adapta la novela de Richard Ford del mismo título, conocida en España como Incendios. La adaptación ha corrido a cargo del propio Dano con la ayuda de su pareja, la también actriz y guionista Zoe Kazan. A pesar de estar ambientada en los sesenta, los temas que trata la película pueden ser fácilmente trasladados a la actualidad. Vemos una familia fragmentada, un matrimonio desgastado por los problemas económicos que cada vez les empuja más al precipicio de la separación. Un hijo que se ve obligado a madurar prematuramente ante la desaparición de su progenitor y lo complicada que se vuelve la convivencia con su madre. La puesta en escena es sutil, minimalista y bien planificada. Llena de planos que no pierden detalle de las interpretaciones de su excelente reparto, destacando el buen ojo de Dano en la dirección de actores. La realización esta arropada por la notable fotografía de Diego García, de contrastes intensos, que nos guía por las vidas de estos personajes confundidos. Las interpretaciones de todo el elenco son notables. Carey Mulligan se luce dando vida a esta madre que termina perdiendo el norte, ofreciéndonos una interpretación brillante y llena de excesos que contrasta con el trabajo de Ed Oxenbould como el hijo, que realiza una actuación más contenida, en la que sus gestos y miradas lo dicen todo. Jake Gyllenhaal interpreta con convicción al padre y como es habitual en él, eleva el nivel de calidad del film. Bill Camp, excelente actor secundario de cine y televisión, interpreta con solvencia al pretendiente adinerado de la madre. En definitiva, estamos ante un brillante debut, que, de tener continuidad en futuros trabajos, Paul Dano nos dará tantas alegrías tras la cámara como delante de ella.

Jugando con fuego

Comedia Familia Sin categoría
6.5

Jugando con fuego Cuando el superintendente de bomberos, Jake Carson (John Cena) y su equipo de élite de expertos bomberos (Keegan-Michael Key, John Leguizamo y Tyler Mane) acuden al rescate de tres hermanos (Brianna Hildebrand, Christian Convery y Finley Rose Slater) durante un incendio forestal, se dan cuenta rápidamente de que ninguna capacitación podría prepararlos para su trabajo más desafiante hasta el momento: ser niñeras. Incapaces de localizar a los padres de los niños, los bomberos tienen sus vidas, trabajos e incluso su cuartel de bomberos de cabeza y aprenden rápidamente que los niños, como los incendios, son salvajes e impredecibles. Jugando con fuego Critica Hacer un comentario mínimamente positivo de esta tontería resulta, prácticamente, imposible. No hay ni un solo elemento en ella que pueda resaltarse para bien...apenas la constatación de que en las productoras y distribuidoras hay gente que no tienen ni idea. No se muy bien que público objetivo vieron a la hora de dar luz verde a esta bobada pero en la sesión en la que yo la padecí no había ninguno y éramos quince de esos que lo vemos todo. Esta me la podría haber ahorrado porqué no había ni un solo motivo para entrar a verla. Mal la dirección de un mal guión para ser interpretado por malos actores o actores buenos necesitados de ingresos. Los adultos mal y los menores mal. Apenas el perro está simpático. En fin que sin ser un horror con el que puedes disfrutar se ha quedado en una película mediocre con corte final de mala.

Peleando en familia

Comedia Sin categoría
6.7

Peleando en familia La familia Knight lleva trabajando durante décadas en el circuito de lucha libre profesional de su pequeña localidad en Inglaterra. Ricky (Nick Frost) y Julia (Lena Headey) son el padre y la madre de esta familia, a cuyos hijos, Raya (Florence Pugh) y Zak (Jack Lowden), han criado para que sigan sus pasos. Las vidas de todos ellos se centran en la lucha libre, participando en combates de poca monta. Después de años de muchos intentos, Raya y Zak son invitados a una audición para la WWE (World Wrestling Entertainment) en Londres. Esta será una oportunidad que no deberán desaprovechar, a pesar de la mano dura de Hutch (Vince Vaughn), su entrenador, y del conflicto que se producirá entre los dos hermanos por ver cuál de ellos se clasifica. Peleando en familia Critica Podría criticar mucho esta película por como cambia y sobre todo por como elimina partes importantes de la vida de mi luchadora favorita. Que no haya ninguna mención a ese épico Paige vs Emma en NXT es un crimen pero es que esta película está hecha con tantísimo amor que me derrite. El mensaje que quiere transmitir es muy básico pero está contado con tanta sinceridad que solo podemos rendirnos ante el relato. Además las interpretaciones son sublimes en todos los personajes. Sobre todo me fascina Lena Headey haciendo de Sweet Saraya, otra luchadora que me fascina, y perfectamente podría ver un spin off precuela sobre su vida y trayectoria. En resumen, es una buena pequeña película que aunque se desvía mucho de los hechos reales en ocasiones acierta de pleno en mostrar por qué Paige es importante y es recomendable incluso a quien no le interese el wrestling porque su historia es una buena historia y los personajes son muy adorables. Película aparte, os animo a ver combates de Paige. Por desgracia tuvo que retirarse por una lesión chunga pero en su momento no había nadie igual y en cierta forma sigue sin haber. El main event de este último Wrestlemania fue un combate de mujeres por primera vez en la historia del evento y todo este camino empezó porque una vez Paige tuvo en NXT un combate tremendamente bueno cuando nadie se lo había pedido realmente. En su corta carrera como luchadora profesional consiguió ser una de las más influyentes de la historia, prácticamente todo lo que hizo es digno de verse. Y por si os interesa la parte real de la historia que cuenta la película aquí os dejo el documental que impresionó tanto a The Rock como para decidirse a producir esta cinta: